Aceite de coco ¿Es realmente mejor que el resto?

por Natalia Tasso Lahr — en  ,  ,  , 

cover-image

Primera parte:

Desde hace relativamente poco tiempo se comenzó a escuchar del aceite de coco, sus propiedades nutricionales beneficiosas e incluso como método para adelgazar.

No cabe duda que es un excelente producto para la cocina dado su exótico sabor, sobre todo si queremos preparar una receta Thai. Es sólido a temperatura ambiente por lo que puede reemplazar a la mantequilla en algunas preparaciones.

Ya mostramos en un post anterior que la dieta del genotipo es una mentira y que las dietas que requieren un suplemento, en general, son falsas. Veamos ahora que sucede con este aceite.

¿Es cierto que es un tipo de aceite “superior”?

Lo primero es hacer la diferencia entre el aceite de coco refinado-deodorizado y blanqueado, utilizado en la preparación de comida chatarra y famoso por su mala calidad y comprobados efectos perjudiciales para la salud, y el aceite virgen de coco y sus versiones refinadas.

Entonces ¿Es el promocionado -y de moda- aceite virgen de coco el mejor de todos?

La respuesta es NO, veamos por qué:


1. Se dice que protege contra el Alzheimer

Existen estudios que muestran que el aceite de coco puede disminuir los daños causados a neuronas de ratón, in vitro, por el ß-amiloide (asociado con el Alzheimer), sin embargo esta evidencia obviamente aún no es suficiente para extrapolar efectos en humanos.

2. ¿Ayuda a bajar de peso?

En cuanto a la baja de peso, existe un estudio que muestra que en mujeres obesas, el consumir una dieta hipocalórica, más 50 minutos de caminata al día y aceite de soya o aceite de coco en suplemento de 30mL al día producen baja de peso significativa y en el caso del aceite de coco, disminución de la circunferencia de cintura.

Sin embargo el mismo estudio carece de elementos importantes para hacer una recomendación y que se deben a evidentes fallas en su diseño:

  • El seguimiento fue de sólo una semana
  • Ambos tipos de aceite se asociaron a baja de peso, pero…
  • No hubo grupo que no consumiera ninguno de los dos aceites, realizando sólo dieta y ejercicio
  • No hubo grupos con otro tipo de aceites considerados saludables que facilitaran la comparación en nuestro medio, donde el aceite de soya no es común.

3. Supuestamente es un aceite saludable para el corazón

No hay suficientes estudios para evaluar su efecto en la salud cardiovascular, el aceite de coco cuenta con un casi 90% de grasa saturada (más que incluso la mantequilla), que aumenta el colesterol LDL o malo, pero también el colesterol bueno o HDL (debido a que contiene una grasa saturada que se llama ácido láurico), por lo que a priori es mejor que la grasa animal, pero no debería ser tan bueno como por ejemplo el aceite de oliva, que además de aumentar el HDL disminuye el LDL.

Además, el índice LDL/HDL no es suficiente para predecir los efectos en el sistema cardiovascular y estudios a largo plazo son necesarios.

El aumento de HDL que provoca no es suficiente como para preferirlo por sobre otros aceites, como el de oliva extra virgen, que tienen comprobados beneficios sobre la salud, reduciendo hasta en un 30% la probabilidad de eventos cardiovasculares (infarto).


Pronto la segunda parte, en que mostraremos una comparación exhaustiva entre el aceite de oliva y el de coco. ¡No se la pierdan!

Comentarios