¿Qué queso elegir?

por Natalia Tasso Lahr — en  ,  ,  , 

cover-image

Hoy en día en el supermercado encontramos una gran de variedad de quesos, de los cuales no conocemos su uso específico o tampoco nos fijamos en la información nutricional. La idea de este artículo es informar sobre la composición nutricional, de manera de que escojamos un queso adecuado y mas sano.

El queso, entre los lácteos, es uno de los productos que puede aportar mayor cantidad de calorías, principalmente por su contenido de grasa, siendo ésta además, de origen animal, por lo que es importante conocer los distintos tipos de quesos que nos ofrece el mercado para así escoger el que contenga un menor contenido de grasa. Si pensamos por ejemplo en el queso azul, en una rebanada pequeña ya tenemos 100 calorías y 8 gramos de grasa, por lo general en los aperitivos podemos encontrar este tipo de queso y lamentablemente el consumo está lejos de ser una rebanada pequeña. Lo mismo pasa con las ensaladas, al agregarles queso parmesano, brie, gouda etc. Finalmente estamos consumiendo una “ensalada” con un agregado de grasa (que por lo general es saturada), por lo que hay que estar atentos al momento de elegir una ensalada como opción “saludable”.



Clasificación de quesos:

  • Por consistencia: Extra, duro, firme/semiduro y blando.
  • Por maduración: Madurado, madurado por mohos, no madurado/fresco y en salmuera.
  • Por contenido de grasa: Extra graso, graso, semigraso, semidescremado y descremado.

A mayor tiempo de maduración del queso, mayor contenido y concentración de calorías, grasas, proteínas, vitaminas y minerales por lo que un queso madurado también será clasificado como extra graso o graso ya que tendrá un menor contenido de agua.

En cuanto a la clasificación según la cantidad de grasa de la leche:

  • Extragraso (si el contenido de grasa es superior o igual al 60 %)
    • Ejemplos: Gruyere, gouda, cheddar, queso azul
  • Graso (si el contenido de grasa es superior o igual al 45 % e inferior al 60 %)
    • Ejemplos: Camembert, brie, queso crema, parmesano (duro), edam
  • Semigraso (si el contenido de grasa es superior o igual al 25 % e inferior al 45 %)
    • Ejemplos: Mozzarella
  • Semidescremado (si el contenido de grasa es superior o igual al 10 % e inferior al 25%)
    • Ejemplos: Queso fresco
  • Descremado (si el contenido de grasa es inferior al 10 %)
    • Ejemplos: Cottage, ricota, quesillo

La clasificación presentada anteriormente es una aproximación y va a depender del tipo de leche que se utilice para la elaboración del queso (leche entera, semidescremada o descremada) por lo que es fundamental revisar el etiquetado nutricional de los quesos al momento de comprarlos, con el objetivo de elegir el que contenga un menor contenido graso.

Información Nutricional Aproximada

Queso Porción Energía (kcal) Proteínas (g) Lípidos (g) H. de C. (g) Sodio (mg)
Gruyere 1 tajada (28g) 116 8,3 9 0,1 94
Cheddar 1 rebanada (28g) 113
 6,9 9,2 0,3 174
Parmesano 1 trozo (28g) 110 10 7,2 0.9 449
Edam 1 tajada (28g) 101 7 7,8 0,4 261
Azul 1 rebanada (28g) 99 5,9 8 0,6 391
Gouda 1 lámina(28g) 97 6,7 7,7 0 188
Brie 1 trozo (28g) 95 5,8 7,8 0,1 178
Camembert 1 trozo (30g) 90 5,9 7,3 0,1 252,6
Mozzarella 1 tajada (28g) 85 6,2 6,3 0,6 178
Queso Fresco 1 rebanada (30g) 57 4,7 4,2 0,2 94,4
Queso Crema 1 cucharada 51 1 5 0,3 43
Ricotta 2 cucharadas (25g) 41 3,2 2,8 0,7 48
Quesillo 1 rebanada (30g) 38 3,9 2,3 1,4 112
Cottage 2 cucharadas (30g) 25 3,3 1,2 0,1 144,6



Entonces, que queso podríamos escoger?

Idealmente los que sean bajos en grasas, como por ejemplo el queso cottage, quesillo y ricota.

Estos quesos se pueden preparar en múltiples recetas, tanto frías como calientes, podemos reemplazar el queso gouda o mozzarella que utilizamos para pizzas y lasañas por cualquiera de estos, y así disminuimos las grasas y calorías totales. En preparaciones frías se puede utilizar como pastas para sándwich o como relleno de wraps, así como también para bocados de salmón y cottage en una tostada.


Comentarios