Beneficios del cacao

por Natalia Tasso Lahr — en  ,  ,  ,  , 

cover-image

Siguiendo con la serie de post de alimentos funcionales hoy profundizaremos en las propiedades del cacao:

El cacao fue llevado desde América Central, donde los aztecas lo consumían como una bebida de sabor intenso y muy amargo llamada “xocolatl”, a Europa en el siglo XVI. Desde entonces, la industria moderna del chocolate se desarrolló.

El chocolate que consumimos habitualmente corresponde a una mezcla de cacao y leche evaporada y azúcar en diversas proporciones, desarrollado en Suiza por Henry Nestlé. Los “chocolates” de bajo costo contienen mantequilla de cacao sintética.

El chocolate y el cacao son productos con propiedades diferentes.

Nos referiremos en este artículo al cacao y a chocolate con un 70% o más de cacao (amargo). El “chocolate de leche” y los chocolates de bajo costo no son recomendados por su alto contenido de grasa, azúcar y gran cantidad de calorías.

Mi recomendación es consumir cacao puro en polvo, incorporándolo en preparaciones y endulzándolo con stevia, en su defecto se pueden consumir pequeñas cantidades de chocolate de 70% o más de cacao.

No recomiendo chocolate de leche en forma habitual, porque carece de las características beneficiosas que menciono en este artículo y su consumo puede llevar a obesidad y otras enfermedades.


Los compuestos más importantes del cacao, que pueden tener un efecto sobre la salud humana, son los siguientes:


Grasas:

La fuente de grasa más importante en el chocolate amargo es la mantequilla de cacao, que contiene aproximadamente un 33% de ácido oleico (monoinsaturado), 25% de ácido palmítico (saturado) y 33% ácido esteárico (saturado).
El ácido oleico tiene un efecto positivo en los niveles de colesterol en la sangre.

El contenido de grasas saturadas de la mantequilla de cacao pueden aumentar el colesterol, aunque hay estudios que niegan este efecto.

Antioxidantes:

El cacao contiene grandes concentraciones de flavonoides, epicatequina, catequina y procianidinas. La cantidad de flavonoides en el cacao es incluso mayor que en el té y el vino.

El chocolate amargo contiene una cantidad considerablemente mayor de flavonoides que el chocolate de leche, e incluso los efectos biológicos de los flavonoides en el chocolate amargo pueden ser mayores debido a que la leche del chocolate de leche puede disminuir la velocidad de absorción intestinal de flavonoides.

Compuestos nitrogenados:

Los compuestos nitrogenados del cacao incluyen tanto a proteínas como a metilxantinas como la cafeína y la teobromina. Éstas últimas son estimulantes del sistema nervioso central, tienen efectos diuréticos y relajantes musculares

Minerales y otras propiedades:

El cacao también contiene minerales como el potasio, fósforo, cobre, hierro, zinc y magnesio, que potencian los beneficios para la salud de éste. También contiene acido valérico que actúa como relajante a pesar de la presencia de estimulantes como la cafeína y la teobromina.

Evidencia epidemiológica de los beneficios del cacao

La evidencia epidemiológica acerca de los efectos beneficiosos del cacao proviene del estudio de los indios Kuna de Panamá. Ellos se caracterizan por una baja prevalencia de ateroesclerosis, diabetes tipo 2 e hipertensión. El “secreto” tras esto es el consumo diario de una bebida de cacao. Estas características desaparecen luego de la migración a áreas urbanas con el subsecuente cambio en la dieta.

Más evidencia epidemiológica proviene de estudios de cohorte que midieron riesgo cardiovascular. Se encontró que el mayor consumo de cacao se asoció con disminución de la presión arterial y disminución de mortalidad general y por enfermedades cardiovasculares.


Cacao


Beneficios potenciales del consumo de cacao:


Estos efectos sobre la salud aún se encuentran en debate, y se propone una serie de mecanismos a través de los cuales el cacao puede ejercer sus efectos beneficiosos. Mencionaremos algunos.


1. El cacao y las enfermedades cardiovasculares

Los potenciales mecanismos involucrados en el efecto protector contra enfermedades cardiovasculares del cacao son los siguientes:

Antioxidante

El estrés oxidativo y la disminución de las defensas contra la oxidación juegan un rol importante el el origen de la ateroesclerosis. Los antioxidantes que se encuentran en el cacao disminuyen la oxidación de los lípidos en el plasma.

Baja la presión

Estudios a gran escala y más pequeños han mostrado que el cacao se asocia a disminución de la presión arterial, en pacientes hipertensos y sanos tanto jóvenes como adultos mayores.

El mecanismo exacto no se conoce del todo pero puede involucrar el aumento de la biodisponibilidad de óxido nítrico, la inhibición de la ECA (enzima convertidora de angiotensina) por el flavonol y la disminución de la presión diastólica por el ácido esteárico.

Inhibe la activación plaquetaria

La disfunción plaquetaria es otra de las características del origen de las placas ateroescleróticas. El cacao tiene un efecto antiagregante y anti adhesión de las plaquetas.

Efecto antidiabético

El flavonol en el cacao puede mejorar la sensibilidad a la insulina debido al aumento de óxido nítrico en los vasos sanguíneos.

Efecto antiestrés

Hay varios compuestos en el cacao que aumentan el nivel de alerta, pero también hay estudios que muestran que también alivia el estrés. Este efecto se produce debido a que el cacao aumenta la producción de serotonina en las neuronas.

Efecto anti obesidad

La obesidad es uno de los mayores factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. En un estudio en ratones con una dieta idéntica, alta en grasas, por tres semanas, con o sin cacao, se encontró que el consumo de cacao se asoció a una disminución significativa del peso, tejido adiposo abdominal y triglicéridos en el suero.

2. Efectos sobre el cerebro

Se encontró que en pacientes sanos el cacao produjo un aumento en el flujo sanguíneo cerebral, sugiriendo que podría jugar un rol en el tratamiento de condiciones como la demencia y los accidentes cerebro vasculares.

También se encontró que produce una mejora en las capacidades cognitivas y disminuye la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular.

3. Efectos antitumorales

Una pequeña cantidad de estudios in vitro muestran que el cacao inhibe el crecimiento de células cancerígenas. El mecanismo exacto se desconoce aún.

Por otra parte hay algunos estudios que muestran que el consumo excesivo de chocolate aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer.

Por ello son necesarios más estudios para investigar los mecanismos de los efectos del cacao y para justificar su uso en este sentido.

4. Efectos antiinflamatorios

El cacao inhibe la vía de la lipooxigenasa al unirse directamente al sitio activo de estas enzimas, que participan del proceso de formación de sustancias mediadoras de la inflamación.

5. El cacao y la recuperación post ejercicio

Ha sido reportado que el consumo de una barra de chocolate antes del ejercicio produce una rápida recuperación de los cambios metabólicos y fisiológicos post ejercicio.

La leche con chocolate ha sido reportada como mejor que una bebida para rehidratación o una bebida con carbohidratos para la recuperación entre ejercicios extenuantes


Chocolate


Riesgos potenciales del consumo de chocolate

El consumo de chocolate se asocia a sensación de acidez y puede estar relacionado con reflujo. También puede provocar reacciones alérgicas, especialmente en niños.

El consumo de chocolate de leche, alto en grasas, azúcar y calorías se puede asociar a obesidad y no se recomienda a personas diabéticas y, como ya mencionamos, el chocolate de leche no tiene todos los beneficios del cacao.

Comentarios finales:

Parece haber evidencia científica que logra justificar el comer una cantidad moderada de chocolate amargo diariamente.

Sin embargo, la mayor crítica contra este consumo de chocolate es la alta cantidad de triglicéridos y azúcar contenidos en él para alcanzar una “dosis terapéutica”, que debería ser compensada con reducción de consumo de calorías de otras fuentes o con ejercicio para prevenir la obesidad. Una alternativa es consumir cacao en polvo, que al no tener leche evaporada adicionada contiene mucho menos calorías y grasas.

La evidencia actual sugiere que los beneficios del cacao se deben principalmente a su alto contenido de flavonol, especialmente de epicatenina. Más estudios sobre el uso de suplementos de flavonol en vez de chocolate se justifican.

La mayoría de los estudios que muestran los beneficios del chocolate son a pequeña escala y auspiciados por los productores de chocolate.

Son necesarios más estudios a gran escala, observacionales o intervencionales para concluir que el chocolate es realmente útil.

Además, los productos usados en los estudios habitualmente contienen polifenoles en una concentración mucho más alta que la mayoría de los productos disponibles en el mercado.

Dado que el cacao es de sabor amargo, los fabricantes han incorporado en sus procesos técnicas que eliminan el amargor, junto con los flavonoides que son los que le confieren este sabor. Hasta un 90% de los flavonoides se pueden perder en este proceso. Por esto es necesario estudiar si estos chocolates sin tanto flavonoide tienen los efectos que ya mencionamos a lo largo del artículo.


Dado todo lo mencionado la recomendación es consumir cacao puro en polvo (revisar el etiquetado nutricional, preferir el sin azúcar añadida), incorporándolo en preparaciones y endulzándolo con stevia, en su defecto se pueden consumir pequeñas cantidades de chocolate de 70% o más de cacao.

Comentarios