Alcohol ¿Cómo afecta al organismo?

por Natalia Tasso Lahr — en  ,  ,  , 

cover-image

Cuando se acerca el fin de semana, se van preparado las juntas con los amigos, comidas ricas y el típico traguito para hacer un salud; si es con moderación no hay problema, pero

¿Qué pasa cuando se te pasaron las copas?, ¿Qué consecuencias tiene el beber alcohol en exceso?, ¿Cómo podemos lidiar con la resaca?

La resaca se desarrolla cuando la concentración de alcohol en la sangre vuelve a cero y se caracteriza por una sensación de malestar general que puede durar más de 24 horas. Se compone de una variedad de síntomas que incluyen somnolencia, problemas de concentración y boca seca, mareos, malestar gastrointestinal, sudoración, náuseas, hiperexcitabilidad, y la ansiedad.

Veamos en detalle:

Metabolismo lipídico

El organismo descompone en el hígado el alcohol a acetato, el cual es liberado a la circulación, por lo que estos niveles aumentan y el cuerpo lo empieza a utilizar como combustible, anulando de esta manera la oxidación de las grasas. Mientras mas alcohol se ingiere, mayor es la concentración de acetato y menor la oxidación de grasas. En un estudio se concluyó que 24 gramos de alcohol (100 ml de destilado) disminuyen la oxidación de lípidos hasta en un 73%

Apetito

La combinación de alcohol y una comida alta en calorías favorece la ganancia de peso, principalmente porque el alcohol actúa como un aperitivo potente. Un estudio demostró que un aperitivo aumentó la ingesta de calorías en mayor medida que una bebida a base de carbohidratos.

Vitaminas

Cuando se consumen grandes cantidades de alcohol, el hígado está ocupado convirtiendo el alcohol en acetato y cualquier tipo de vitaminas y minerales que podría procesar, son absorbidos por el proceso de desintoxicación. El alcohol interfiere con el metabolismo de la mayoría de las vitaminas y con la absorción de muchos nutrientes. Esto significa que si comieron una comida saludable y después un excesivo consumo de alcohol, lo más probable es que los nutrientes de esa comida no sean absorbidos.

Músculo

Un exceso de alcohol provoca una disminución de la síntesis proteica muscular en hasta un 25% lo que significa que los músculos no se desarrollarán de manera óptima provocando una disminución de la masa muscular.

Como pueden ver, no sólo son las calorías adicionales, si no que también, el alcohol, interfiere a nivel de metabolismo, por lo que si están realizando ejercicio y en un plan de dieta lo ideal es no consumir alcohol o moderar su consumo.

Hay que tener en cuenta que la resaca afecta de mayor manera a las mujeres que a los hombres, ya que el hígado de los hombres procesa y descompone con más eficacia y rapidez el alcohol.

Ahora…. si ya se te pasaron las copas y al otro día no sabes como recuperarte, te damos algunos tips:


  1. Hidratación: Es de suma importancia beber agua para reponer las pérdidas producidas por el alcohol, idealmente tomar una bebida isotónica que contenga principalmente electrolitos como el sodio y potasio. También pueden consumir un jugo de frutas natural por la mañana para reponer vitaminas.

  2. Mariscos: Los mariscos son altos en zinc, hierro y vitaminas como la B6 y A, cuya concentración disminuye en el organismo después de una noche de exceso de alcohol. Consumir un mariscal o caldillo de mariscos va a ayudar a reducir los síntomas de la resaca.

  3. Alimentos irritantes: Evitar alimentos como grasas, ají, cebolla, merkén, kétchup, salsa de tomates, frituras, ya que van a fomentar la gastritis ocasionada por el alcohol.

  4. Analgésicos: De preferencia evitarlos ya que contribuirán a la gastritis y pueden aumentar el daño en el hígado.

  5. Cisteína: Consumir alimentos que contengan este aminoácido ya que ayudará a reducir los efectos tóxicos del alcohol. Ejemplos: Huevo, pollo, carnes, leche, yogurt.

  6. Evitar la cafeína: (té, café, bebidas energizantes). Aunque la cafeína puede otorgar un sentimiento de mejora temporal, contribuye a la deshidratación, y cuando se vaya el efecto, la resaca será peor.

Consejos para evitar una resaca:

  1. Beber con moderación: Si controlan las copas que van a tomar no tendrán resaca al otro día.

  2. No beber con el estómago vacío: Es importante comer antes de beber alcohol para que éste se metabolice mas lentamente.

  3. Hidratarse: Beber agua durante la noche, pueden ir intercalando para evitar una intoxicación.

No olvidar que si van a beber no utilicen el auto, es preferible tomar un taxi para así evitar accidentes.

Consecuencias del consumo de Alcohol

Cerebro:

El alcohol interfiere con las vías de comunicación del cerebro, y puede afectar a la forma en que el cerebro se ve y funciona. Estas interrupciones pueden cambiar el estado de ánimo y el comportamiento, y hacer más difícil pensar con claridad y moverse coordinadamente.

Corazón:

Beber mucho durante un largo tiempo o demasiado en una sola ocasión puede dañar el corazón, causando problemas, incluyendo:

  • Miocardiopatía
  • Estiramiento y caída del músculo del corazón

  • Arritmias
  • Infarto

  • Hipertensión

Hígado:

Consumo excesivo de alcohol tiene consecuencias en el hígado, y puede conducir a una variedad de problemas y a inflamaciones del hígado, incluyendo:

  • Esteatosis o hígado graso 

  • Hepatitis alcohólica 

  • Fibrosis 

  • Cirrosis

Páncreas:

El alcohol hace que el páncreas produzca sustancias tóxicas que con el tiempo pueden conducir a pancreatitis, una inflamación peligrosa e inflamación de los vasos sanguíneos en el páncreas que impide una correcta digestión.

Cáncer:

Beber demasiado alcohol puede aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, incluyendo cáncer de:

  • Boca 

  • Esófago 

  • Garganta 

  • Hígado 

  • Mama

Sistema Inmune:

Beber demasiado puede debilitar el sistema inmunológico, haciendo que el cuerpo sea un blanco mucho más fácil para desarrollar enfermedades. Bebedores crónicos son más susceptibles de contraer enfermedades como la neumonía y la tuberculosis que las personas que no beben demasiado. Beber mucho en una sola ocasión frena la capacidad de su cuerpo para protegerse de infecciones, incluso hasta 24 horas después de emborracharse.

Comentarios